Inicio Contact us Faq
 
Catálogo de Productos
Pinturas Marinas
Obras Realizadas
Empresas Representadas



Estos son algunos consejos útiles para lograr un buen resultado en el empleo de nuestros productos de la serie Protección Naval:


marine.gif (23077 bytes) Pretratamiento

Notas generales

Zonas corroídas

Superficies pintadas

Procedimiento recomendado

Normas del pretratamiento

norsino.jpg (24172 bytes)

Trabajo en dique seco (procedimiento recomendado)

aplica.jpg (15450 bytes)

Aplicación

Notas Generales

Aplicación a rodillo

Aplicación a pistola Airless (sin aire)




 

PRETRATAMIENTO

 

NOTAS GENERALES

En principio, las pinturas y recubrimientos protegen los metales formando una barrera física o química, evitando que la humedad y el oxígeno alcancen la superficie metálica y reaccionen con ella. Como las trazas de humedad y oxígeno atrapadas bajo la superficie de la pintura pueden mantener en actividad el proceso de corrosión, esto significa que la eficiencia de un sistema de anticorrosivo dependerá principalmente del pretratamiento. Esto es particularmente cierto para los más sofisticados, que tienen relativamente poca capacidad de penetrar en una superficie oxidada y en los que los pigmentos anticorrosivos empleados normalmente tienen sólo una función limitada.

En el entorno marino con fuerte contaminación salina, hay que prestar atención especial a quitar todas las trazas de sal, pues de lo contrario es muy probable que se produzca conexión bajo el recubrimiento protectivo, debido a las propiedades de fomento de la corrosión que tiene la sal.

 

ZONAS CORROÍDAS

Ha de quitarse bien el óxido y pintura suelta mediante métodos adecuados. El picado del óxido seguido de la utilización de un cepillo de alambre es el método más sencillo, pero es más bien insatisfactorio al considerar recubrimientos sofisticados, de los que se espera un mayor rendimiento.

Serían métodos más eficientes el rascado mecánico, la utilización de cepillo de alambre mecánico, el cincelado mecánico y el martilleo de agujas. El decapado con martillos tanto ordinarios como mecánicos puede, sin embargo, astillar la superficie y por lo tanto no debe utilizarse más de lo absolutamente necesario.

La limpieza a chorro es con mucho el mejor método y se usa ya ampliamente para trabajo de mantenimiento a bordo. Con respecto a limpieza a chorro ordinaria, son importantes los siguientes puntos:

 

La presión de aire correcta es aproximadamente 7-7,5 kg/cm2. Si se reduce la presión de aire a 5 kg/cm2 puede que haya que usar el doble de materiales de aplicación a chorro de lo normal para lograr el mismo resultado.

Tratar las zonas pequeñas de una vez y aplicar la primera capa de imprimación lo más pronto posible, a fin de prevenir la contaminación salina y corrosión. Una imprimación de secado rápido, tal como un (washprimer), puede a veces hallarse de utilidad pues permite que tenga lugar más limpieza a chorro en zonas adyacentes, inmediatamente después de la aplicación de la imprimación.

Prever una eficiente expulsión del polvo mediante aire comprimido (exento de aceite y agua) o bien con un aspirador, antes de aplicarse la imprimación. Primero puede quitarse eficientemente el fuerte óxido y pintura suelta picando, raspando, etc., antes de limpiar a chorro, pues esto da frecuentemente un gran ahorro de tiempo y de consumo de arena/granalla.

La eficiencia de la limpieza a chorro es muchas veces mayor que la de un buen pretratamiento convencional y además, hay que tener en cuenta que la durabilidad de cualquier sistema de pintura dado se aumentará muchas veces cuando se aplique a una superficie a chorro, en comparación a una superficie tratada convencionalmente.

La limpieza a chorro puede también realizarse por medio de equipo vacío. La arena/granalla o perdigones de acero que se emplean en este caso se hacen circular en un sistema cerrado, a fin de evitar problemas de polvo.

Este equipo tiene una capacidad relativamente pequeña, pero es muy adecuado para el tratamiento de zonas pequeñas, tales como costuras de soldadura, estructuras, etc.

 

Si todavía hay presentes cantos agudos, costuras de soldaduras, etc.,éstos deben eliminarse amolando. Muy a menudo el aspecto de zonas grandes queda deteriorado por rayas de óxido, que se originan por pequeñas penetraciones de óxido en esquinas y en sitios donde la superficie de acero es muy basta y desigual. Si se quitan estas imperfecciones superficiales y se redondean los bordes, se obtendrá un espesor de película más uniforme, y habrá menor probabilidad de futura penetración de óxido. Si se usa una pulidora de disco para quitar el óxido, es importante que los discos sean de la calidad correcta y que se cambien con frecuencia para evitar pulir la superficie.

 

SUPERFICIES PINTADAS

Si el pintado ha de realizarse sobre pintura antigua, no estropeada, primero hay que quitar toda la contaminación superficial tal como sal, suciedad, aceite, etc., por medios adecuados. La sal y la suciedad se quitan muy fácilmente mediante agua dulce, a la cual puede añadirse un detergente sintético (en cuyo caso la superficie ha de lavarse a manguera con agua dulce después). Hay que quitar el aceite y grasa mediante disolventes adecuados. Un equipo a alta presión moderno facilita grandemente la limpieza de todas las superficies (ver productos Euro-clean).

 

PROCEDIMIENTO QUE SE RECOMIENDA

El siguiente es un ejemplo rutinario, un pretratamiento correcto, antes de la aplicación de la pintura:

Quitar la contaminación superficial.

Quitar el óxido suelto, pintura suelta, ampollas, etc., raspando y picando.

Limpieza hasta metal desnudo mediante el uso de limpieza a chorro, pulidora de disco giratorio o cepillos de alambre giratorios, dependiendo de la zona a tratar.

Suavizar la transmisión entre película gruesa de pintura y acero desnudo mediante un amolado suave.

Retoque del acero desnudo mediante amolado suave.

Rascar pintura vieja si es necesario.

Lavar a manguera con agua dulce para quitar toda la sal y el polvo después del pretratamiento.

 

NORMAS DEL PRETRATAMIENTO

Los métodos principales para la preparación superficial son:

 

Limpieza a chorro

Lijado a disco

Utilización de cepillo de alambre

 

De estos métodos se recomienda la limpieza a chorro. La razón para ello es que mediante la limpieza a chorro se puede obtener el anclaje que proporciona un buen agarre mecánico para la pintura a aplicar, así como una superficie limpia exenta de materias extrañas tales como escama de laminación, óxido, pintura vieja, suciedad, etc. Puede también ser necesario combinar diferentes métodos de preparación de superficie, por ejemplo lavado/raspado seguido de limpieza a chorro.

Se ha hecho mucha investigación a fin de normalizar los diferentes grados de pretratamiento. Con respecto a limpieza a chorro, se han elaborado normas en Alemania (DIN- Normas industriales alemanas), Estados Unidos de América (SSPC- Especificaciones de preparación superficial), Gran Bretaña (BS 4232- Norma Británica 4232), Suecia (SIS 055900- Norma sueca).

Deseamos mencionar también la norma japonesa que concierne especialmente al reacondicionamiento de superficies de acero imprimadas en taller (SDPS 1969). La siguiente tabla muestra la aproximada correlación entre las diferentes normas (estándar):

SIS SSPC BS
Sa 3 SSPC-SP5-63 (a chorro a metal blanco) Limpieza 1º calidad (metal blanco)
Sa 2 1/2 SSPC-SP6-63 (limpieza a chorro comercial) 2º calidad (aproximadamente metal blanco)
Sa 2
Sa 1
SSPC-SP7-63 (limpieza a chorro de cepillado) 3a.calidad (calidad comercial)

 

La norma sueca que se usa ampliamente, especialmente en Europa, tiene además de una descripción escrita también una presentación ilustrada de la superficie de acero después de haberse realizado el pretratamiento indicado.

Deseamos también mencionar que la norma sueca tiene un capítulo especial concerniente al pretratamiento del acero, efectuado mediante la utilización de cepillo de alambre. Este puede ser especialmente importante cuando se trate de pequeñas superficies, es decir trabajo de mantenimiento. La norma más alta es la St 3, que es un raspado muy a fondo seguido por utilización de cepillo de alambre. Una especificación normal para pretratamiento cuando no pueda realizarse la utilización de chorro de arena es la St 2-3.

Cuando ha de efectuarse mucho trabajo de mantenimiento por parte de subcontratistas, debe tenerse presente siempre la norma de pretratamiento y hay que convenir de antemano en la calidad de la preparación.

 


 

TRABAJO EN DIQUE SECO- PROCEDIMIENTO QUE SE RECOMIENDA

 

1º Paso: LIMPIEZA

El casco ha de limpiarse por el exterior inmediatamente después de que el barco esté seco.

La limpieza comprende:

 

  1. Lavado a fondo a manguera preferiblemente mediante agua a alta presión. Se utiliza agua dulce para quitar los depósitos de sal.

  2. Ligero barrido con arena o rascado y aplicación de cepillo de alambre seguida por utilización de manguera con agua dulce para quitar vegetación marina.

  3. Hay que quitar las manchas de grasa y aceite mediante un adecuado quitaaceite antes de aplicar manguera con agua fresca.

  4. Hay que quitar todas las rejillas de entrada de agua de mar y limpiar las entradas según especificado más arriba.

 

2º Paso

Hay que taponar todas las tuberías de carga de agua (agua de la cámara de cocina, etc.) para evitar que baje agua por el costado del barco.

 

3º Paso: RASCADO, CEPILLADO, LIMPIEZA A CHORRO.

Todas las zonas dañadas (oxidadas, desgastadas, con ampollas) han de rascarse a fin de quitar toda la pintura suelta, seguido de cepillado mecánico o manual. Si hay que usar pinturas sofisticadas, la limpieza debe hacerse preferiblemente por medio de limpieza a chorro.

 

4º Paso: BARRIDO CON PARTÍCULAS SÓLIDAS

Antes de realizarse cualquier barrido con partículas sólidas es necesario un lavado a manguera con agua dulce para quitar toda la sal.

 

5º Paso: SUPERVISIÓN

Después de la limpieza, la superficie ha de ser aprobada por un representante autorizado por los navieros.

 

6º Paso: RETOQUE

Después de la preparación, hay que retocar el acero desnudo con la imprimación especificada . Debe prestarse especial atención a zonas de tacadas de última varada. El espesor de película y el tiempo de secado entre capas han de estar de acuerdo con las recomendaciones del fabricante.

 

7º Paso:

Los depósitos con doble fondo deben estar vacíos para evitar la condensación en las placas de fondo. En tiempo frío, puede ser conveniente, sin embargo, dejar permanecer el agua en los depósitos a fin de mejorar las condiciones.

 

8º Paso: MÉTODOS DE APLICACIÓN

La primera capa debería aplicarse siempre mediante brocha o pistola airless (sin aire). No se recomienda el rodillo para la primera capa. Es importante que las herramientas de pintar estén en perfecta condición a fin de conseguir los mejores resultados. Cuando se use pistola airless, la pistola debe mantenerse a una distancia de no más de 30 a 40 cm (12-16 pulgadas) del objeto, a fin de minimizar el desperdicio de pintura así como la pulverización seca que daría una superficie basta.

 

9º Paso: DILUCIÓN

Seguir la especificación del fabricante, y evitar innecesaria dilución. En tiempo frío es conveniente mantener la pintura a la temperatura del interior.

 

10º Paso: ESPECIFICACIÓN DE PINTURA

Seguir cuidadosamente la especificación de pintura que haya sido redactada por el naviero/fabricante para el barco de que se trate.

 

11º Paso: PROTECCIÓN CATÓDICA

Hay que recambiar los ánodos viejos. Precaución. Los ánodos no han de pintarse y es conveniente proteger los ánodos con, por ejemplo, jabón suave.

 


APLICACIÓN- NOTAS GENERALES

 

Independientemente del tipo de pintura que se emplee, es necesario aplicar un mínimo espesor de película a fin de obtener la barrera protectora requerida.

Un espesor de película insuficiente reducirá grandemente la capacidad del recubrimiento para resistir las tensiones mecánicas y ambientales que se le impongan y, por consiguiente, conducirá a un fallo prematuro.

Los diferentes métodos de aplicación, a saber: brocha, rodillo o pistola airless (sin aire) no permiten poner el mismo espesor de película en una capa y hay que observar estrictamente que el factor decisivo es el espesor de película especificado y no el número de capas.

En nuestras recomendaciones, un espesor de película por encima de 40 micras se basa en aplicación a pistola airless, y de ahí que el número de capas deba aumentarse a aproximadamente el doble si se emplea brocha o rodillo.

Si es posible, debe utilizarse un instrumento para medir el espesor de la pintura.

Las pinturas modernas se entregan normalmente listas para aplicación a pistola, y no deben diluirse adicionalmente. La excepción a esto es si la pintura no se almacena a temperatura controlada, sino al exterior a baja temperatura, en cuyo caso puede que sea necesario añadir un 10% aproximadamente del diluyente especificado.

 

APLICACIÓN A RODILLO

El rodillo es una herramienta muy adecuada para la aplicación. Sin embargo, no debe usarse para la aplicación de la primera capa de imprimación (para esta finalidad hay que preferir la aplicación a brocha), porque no da suficiente acción mecánica. A demás, en el caso de pinturas altamente tixotrópicas puede que dé una superficie más bien basta.

 

APLICACIÓN A PISTOLA AIRLESS (SIN AIRE)

Se recomienda realizar la aplicación a pistola airless con una presión hidráulica de min. 150 kg/cm2 (2.100 libras por pulgada cuadrada) a temperaturas por encima de 20ºC.

El ángulo de pulverización puede variar desde 65º a 80º pero para superficies muy complicadas puede que sea ventajoso usar un ángulo incluso menor de hasta 40º.

Se recomienda normalmente que las puntas de boquilla sean de 0,015"- 0,021" para capa de acabado, y de 0,018"- 0,031" para imprimaciones dependiendo del espesor de película que se requiera.

 

Inicio
Contactenos Inicio